Conéctate con nosotros

Ultimas noticias Venezolanos

Programa de Unicef permite el acceso de adolescentes venezolanos a la educación

Published

on

niño sonriendo a la camara

Un total de 14 721 menores de edad venezolanos son los que han ingresado al país de manera regular desde que empezó la ola migratoria en el 2017”, sostuvo Fernando Parra, Director de Política Migratoria de la Superintendencia Nacional de Migraciones, al comentar el cierre del Proyecto “Integración de Niñas, Niños y Adolescentes Venezolanos en Perú”.

“La unión entre diferentes instituciones del estado, la sociedad civil y autoridades locales, han logrado que el Proyecto desarrollado por UNICEF con el apoyo del gobierno de Canadá incida en la inclusión y no discriminación de la niñez y adolescencia venezolana y que aún en medio de la pandemia, sigamos trabajando por sus derechos” sostuvo Ana de Mendoza, Representante de UNICEF al cierre de este trabajo que se implementó desde el 2019 en los distritos de San Martín de Porres y Carabayllo, en Lima; y Zarumilla, en Tumbes.

En el marco de este proyecto, que intervino en cuatro comunidades de acogida en San Martín de Porres y Carabayllo, se crearon espacios de integración entre niñas, niños y adolescentes peruanos y venezolanos, a través de la danza, el apoyo escolar y el diálogo entre líderes adolescentes y adultos. Con la llegada de la pandemia estos encuentros presenciales se tornaron virtuales.

Servicios sensibles al género

Durante la clausura, Chantal Labelle, Directora de la Cooperación Canadiense en el Perú y Bolivia, destacó la importancia de los servicios públicos sensibles al género, que permiten dar un soporte especial a las niñas migrantes: “Me complace que más de 30,000 niños, niñas y adolescentes venezolanos hayan accedido a servicios de educación, protección y salud, inclusivos y sensibles al género. El proyecto tuvo un énfasis importante en las niñas y eso dio como resultado que muchas accedan a servicios de calidad e inclusivos. La Política de asistencia al desarrollo de Canadá es feminista, porque considera que, empoderando a las mujeres y niñas, se puede contribuir mejor a la reducción de la pobreza y a un mundo más justo.

Por su parte, Daniel Contreras, Especialista de Educación de Unicef señaló que la capacitación a los servidores públicos ha sido fundamental para avanzar hacia la integración peruana venezolana. “Se necesitaba que comprendan la situación especial de las familias migrantes. Por ello, se brindó asistencia técnica a 1659 operadores de servicios de protección, educación y salud y se capacitó a un total de 1128 docentes, en la promoción de una convivencia armoniosa y relaciones igualitarias entre niñas y niños”, precisó.

Según explicó, gracias a ello, 70 mil estudiantes, peruanos y venezolanos asentados en Lima Norte, especialmente niñas, accedieron a servicios educativos y 13 mil asistieron a servicios de salud inclusivos y con enfoque de género. Al llegar la pandemia, los docentes fueron preparados para llevar a cabo clases virtuales y ser el soporte de los estudiantes más desfavorecidos, entre ellos, las y los migrantes y refugiados.

Asegurando educación, salud y protección a la niñez migrante

Como parte del proyecto impulsado por UNICEF, con el apoyo financiero de Canadá, se desarrolló la estrategia Lima Aprende en alianza con el Ministerio de Educación. Al respecto Killa Miranda, Viceministra de Gestión Pedagógica del MINEDU destacó las enseñanzas que ha dejado esta experiencia. “Vimos las necesidades de las familias migrantes respecto a las normas de matrícula, las evaluaciones de ingreso, las pruebas de ubicación para evitar la discriminación. Esta situación nos permitió reinventarnos. Ver las condiciones de Derecho de los migrantes extranjeros, pero también de migrantes internos. La condición de migrante no puede romper de ninguna manera la dignidad humana. Por eso nuestro lema fue y será, que ningún niño quede fuera, que ninguno quede atrás. Y cuando volvamos a la normalidad podamos seguir construyendo una escuela con derechos, humanidad y calidez”, afirmó

En salud se implementó, en Lima Norte, un servicio telefónico de asesoramiento, identificación y atención de riesgos de salud mental dirigido a adolescentes y sus familias. Además, se integró la variable de nacionalidad en los sistemas de información de las Redes Integradas de Salud de Lima Norte (DIRIS) para así, mejorar el servicio.

También, se contribuyó a reactivar los servicios de Desarrollo Infantil Temprano, los chequeos de control prenatal y sesiones de crecimiento y desarrollo. Durante todo el proceso, familias vulnerables, peruanas y venezolanas, recibieron material educativo, kits de higiene y juguetes para el cuidado del recién nacido.

Con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables se fortaleció capacidades para que los operadores comprendan el enfoque de niñez y adolescencia migrante en su trabajo diario y no discriminen a esta población.

La alianza entre UNICEF y Canadá ha permitido mejorar las condiciones de vida de uno de los grupos poblaciones más vulnerables en todo el proceso migratorio. Hoy, la niñez y adolescencia migrante y de las comunidades de acogida cuentan con más recursos para que sus derechos prevalezcan y sean respetados por toda la sociedad y se han creado más lazos de amistad entre niños y adolescentes peruanos y venezolanos.

Continue Reading
Publicidad
Haga clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calculadora de multa